5 motivos por los que quieres cuidar de tus relaciones

IMG_6629La necesidad de pertenecer a una tribu ( véase comunidad) es intrínseca en la naturaleza humana. Nadie es una isla y estar rodeados por gente que amamos, admiramos y que nos ayude a crecer, parece ser uno de los grandes secretos de la felicidad.

Según unos estudios recientes hechos en varios lugares del planeta, resulta  que las buenas relaciones no solamente son un vehículo de felicidad y remedio para nuestra necesidad primaria de pertenencia, sino que también favorecen la longevidad.

Con el termino «moai» los habitantes de la isla de los longevos ( Hokinawa, Japón) designan a un grupo muy especial de amigos con los que comparten todo: de las penas a las alegrías, los hobbies, una caja común para las emergencias, cumpleaños, celebraciones, resolución de problemas…. El Moai representa a esa familia extendida que les recuerda que:

  1. No estás solo frente a los problemas de la vida
  2. La felicidad se saborea mejor cuando es compartida
  3. A todo hay una solución… (cosa que a veces si uno está solo puede olvidar).
  4. Cultivar aficiones compartidas es divertido y nos hace crecer
  5. Dentro de un grupo tienes la ocasión de aprender de los demás y ofrecer lo que tú sabes.

¡No es de extrañar que un pueblo con unas raíces sociales tan sólidas llegue a los 100 años con gusto y salud!

Pero hay más razones para insistir sobre el cuidado de nuestras relaciones. Nuestro entorno social nos influencia en lo bueno y en lo malo. Es un fenómeno que ha sido estudiado y bautizado cómo contagio emocional, según el cual no solo estamos influenciados por las emociones, actitudes, creencias, pensamientos y hábitos de nuestros amigos y familiares… (OMG!), Sino también por las de sus respectivos amigos y familiares. Razón por la que si estás en un proceso de cambio personal que es ciencia ficción para tu entorno, es mejor que corras a crearte un nuevo entorno…

Necesitas pertenecer a una tribu que te sostenga, de anime y te victoree hacia tus metas; no pasa nada si te tomas un poco de espacio y alargas tu zona de influencia más allá de personas queridas, pero negativas, requeteamadas pero pesimistas.

Lo mejor que puedes ofrecer a los demás es tu ejemplo, tu integridad, tu fe en encontrar nuevas soluciones, tu creatividad. Roto o rota, no sirves ni para ti, ni para los demás. Haste un favor… ¡busca tu tribu! Crea tu propio «moai».

Relaciones sanas son las que hacen que nuestro cuerpo produzca hormonas como la oxitocina y la dopamina, hormonas yin que nutren nuestro cuerpo-mente y que si fuéramos gatos nos harían ronronear. Las relaciones malsanas hacen que nuestro cuerpo segregue hormonas yang como la adrenalina y el cortisol. Son las hormonas del enfado, la indignación y toda la gama de emociones que nos hacen sentir menos y por lo tanto en peligro de ser avergonzados, abandonados, rechazados. Ya con tan solo escuchar tu cuerpo sabrás con quien puedes pasar más tiempo y con quien es mejor que no.

Vale, lo sé, mucha información. Pero ten paciencia por favor porque quiero compartir un secreto super-valioso contigo en tema de relaciones. Seguramente habrás escuchado esto de que cosechas lo que siembras y que la energía sigue tu atención. ¿SÍ? Pues, esto: entrénate a ofrecerle a los demás lo que más te esté faltando en términos de buena relación.

Si te falta aprecio, aprecia a la gente a tu alrededor.

Si te sientes sola, llama a tus amigas para saber cómo están.

Si te falta coraje, infunde coraje a alguien que lo necesite.

El truco es enseñar a los demás lo que más echamos de menos y más necesitamos. El mundo es como un espejo, lo que das a los demás lo recibes. Es increíble pero si lo pruebas ya verás cómo te funciona. Así opera un «moai»… y si recuerdas a quien te rodea los contenidos de los puntos 1.2.3.4.5. de arriba…muy pronto te encontrabas con tu tribu. Ten fe, ¡todo es posible!

Felicidad es cuando lo que piensas, dices y haces están en armoníaSi no sabes cómo gestionar el tema de las relaciones el coaching te puede ayudar a hacer claridad, a descubir nuevas maneras de comunicarte tanto contigo mism@ que con tu entorno y también a ser mucho más creativo/a con tus soluciones. Si me necesitas escríbeme, o si prefieres navegar solo/a puedes encontrar mucha información e inspiración en mis libros ( por ello los escribo jejejeje)

Un fuerte abrazo,

Silvia Anaska ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .