El arte de sostener

el

Sé paciente

con todo aquello que esté sin resolver en tu corazón

e intenta amar las preguntas en sí mismas,

que son cómo habitaciones cerradas con llave

o libros escritos en un idioma extranjero.

No busques ahora las respuestas,

no se te pueden dar, pues no serías capaz de vivirlas.

Y la clave está en vivirlo todo.

Vive las preguntas ahora.

Quizá, poco a poco, sin percatarte, vivas hasta llegar, un día lejano,

a la respuesta.

(Rainer Maria Rilke – Cartas a un joven poeta)

Son-los-erizos-demasiado-espinosos-para-sostener-1024x682Hay momentos en que lo único que hay que hacer es estar presente, sostener lo que ocurre dentro de nosotros y honrarlo. Estar presente y ser consciente, observando el aquí y ahora dentro y fuera de nosotros mismos. Cómo parece recordarnos Rainer Maria Rilke, todos somos jóvenes frente a lo que no conocemos. Tenemos preguntas que ahora no tienen ninguna respuesta, porqué no podemos pescar de experiencias previas ni sabemos que pasará después. En este momento tan denso me vienen al pensamiento las palabras de otro sabio – Si no puedes ir hacia fuera, ve hacia dentro – decía Osho a sus alumnos.  Para muchos ir hacia adentro puede ser más espantoso de lo que nos está asustando afuera, de otro modo seríamos todos forofos de la meditación.

La meditación es aprender a sostener. Sostener emociones, rachas de pensamientos, dolor de espalda que se transforma en picor. Pero cuando dejas de oponerte al miedo a tu propio desconocido interior, entonces puedes sostenerlo, verlo, sentirlo y descubres que no era tan monstruoso. Pero, cómo dice el poeta Rilke, la clave está en vivirlo todo: el miedo, la incertidumbre, la incomodidad y… simplemente el presente.

“Sé paciente. Sé paciente. Sé paciente”. Me lo repito cómo un mantra. Entonces me relajo y con paciencia aprendo a sostener lo que hay (aunque no me guste), y empiezo a ver la belleza de lo que sí me gusta. Me siento afortunada, bendecida, viva. Así que mi mensaje hoy es que no te opongas, sostener el frenazo del mundo y aprovecha para agudizar el oído y escuchar el tambor de la madre tierra. Escucha el silencio del silencio, sincronízate con la energía que lleva los delfines de vuelta en los canales de Venecia y sintoniza con la belleza más allá del miedo. Entonces esas habitaciones cerradas con llave se abrirán… Sé paciente. No te diré que todo va bien, no lo sé. Todo va… y te quiere presente, fuerte, con los pies en la tierra. Respira.

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. laura.usar@gmail.com dice:

    Gracias …así lo siento yo …parar, sentir, ir hacia dentro Mi mantra PAZ, CALMA, CONFIA…

    Laura

    Me gusta

    1. gracias Laura, un fuerte abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .