Cómo despertar al Genio (sin usar la lámpara)

genioLos seres que solemos calificar como genios o virtuosos no difieren de las demás. Son personas que cuentan con las mismas horas del día que tienes tú, con el mismo cerebro que tienes tú y disponen de la misma información de la que tú también podrías disponer. ¿Cual es entonces la diferencia? Tres elementos:

  • 1) una mentalidad positiva y posibilista
  • 2) la capacidad de manejar adecuadamente las emociones
  • 3) la habilidad en instalar las correctas tácticas de disciplina y ejercicio

Según los descubrimientos de la ciencia contemporánea, el talento no nace, sino que se construye.

Parece ser que la maestría de señales de su presencia (sea cual sea el arte que deseemos dominar) solo pasado 10 años de practica asidua y consistente. Es decir Mozart ( que empezó a tocar piano a los 4 añitos) no fue un genio solo por genética, se lo trabajó. Su talento fue el resultado de la practica musical y del labrado de un carácter mental y emocional adecuado.

¿Qué hace que la mayoría de nosotros no sea capaz de aguantar estos 10 años hacia la excelencia?

  • 1) Venimos de una cultura que no valora la capacidad artística y el potencial único de cada persona. Se nos educa para trabajar y producir, mientras no se apoya el desarrollo de la vocación y expresión personal.
  • 2) Antes de llegar a ser un genio y alcanzar la maestría, es necesario fallar, hacerlo mal y equivocarse a lo grande. El esfuerzo emocional de estos altibajos cuesta y puede ser difícil nadar contra corriente hacia nuestro arte, mientras el entorno se dedica a desalentar o criticar nuestra pasión.
  • 3) No somos capaces de instalar una disciplina constante, eficaz y diaria. Sin hábitos estratégicamente dirigidos a la meta, no se desarrolla la necesaria fuerza de voluntad para alcanzar nuestro sueño.

¿Cómo lo hacen los que lo consiguen?

Según lo que estuve estudiando en diferentes áreas, parece que todos los genios tengan una costumbre muy sencilla que podemos modelar:

Todos anteponen su “practica” primero.

Magic Aladdin's Genie lamp on black with smoke

La mayoría de escritores famosos, artistas, pintores, músicos compositores, y también empresarios de éxito, suelen empezar el día muy temprano: entre las 5am y las 6am. Dedican la primera hora de su jornada en la tarea que mas le apremia: conseguir la excelencia en su área, hacer lo que aman, preparar sus mentes y corazón con ejercicios de mindfullnes, o haciendo deporte.

La ciencia también nos dice que, al cabo de unos 40 días levantándote pronto y creando tiempo para lo que amas, tu cuerpo empieza a producir automáticamente las hormonas del placer y madrugar ya no será un esfuerzo sino un gusto. Al ponernos al servicio de los anhelos de nuestra Alma, la productividad durante el resto de la jornada también mejorará, así como la salud y el estado de ánimo.

¡Pruébalo! ¿Qué es una hora menos de sueño comparado con la satisfacción de hacer lo que amas y ser TU al 100%?

Hablando desde la experiencia personal: gracias a este cambio de costumbre, he conseguido escribir tanto “El viaje al centro de ti mismo” como “El talismán del Líder Danzante. Todavía estoy muy lejos de la maestría, pero ahora, mi vida tiene una amplitud mayor. Y soy feliz. ¡ A madrugar!

Categorías:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s